Villa G - Saunders Architecture

La Villa G se instala como un faro blanco en la costa sur de  Hjellestad, cerca de Bergen,

Noruega. La vivienda es grande pero no dominante, moderna pero no pretenciosa. Yo diría que

es una casa con sentido.

De líneas minimalistas y futuristas, fue construida por el arquitecto Todd Saunders con

materiales tradicionales de los países nórdicos, y elementos de arquitectura basados en

la construcción de Noruega. El revestimiento de madera fue realizado a partir de 3 tamaños

diferentes, montados aleatoriamente en toda la fachada.

El arquitecto y el cliente trabajaron conjuntamente, colaborando en todas las etapas del proyecto.
Así, mientras el arquitecto prefería trabajar en líneas mas grandes, el cliente era perfeccionista en
el tema de los detalles. Fue un proceso simbiótico, donde todas las partes de la casa surgieron
de un fructífero debate entre ambos.

Tiene un espacio exterior cubierto y el segundo nivel cubre la entrada ayudando a la vivienda a

trabajar con el duro clima de la costa de Noruega.

La escalera, por ejemplo, fue desarrollada en conjunto con el cliente después de barajar

bastantes posibilidades. Es una sola pieza, sólida, de acero galvanizado de 1 cm de espesor,

antideslizante. Fue producida localmente y pesa casi 1 tonelada por lo que fue instalada con

una grúa a través del lucernario del techo.

Saunders señala: “ el cliente es muy inteligente y tiene un agudo interés por la arquitectura. Nos

desafió todo el tiempo pero nunca se puso en el camino del proceso de diseño. La familia nos

comunicó sus requerimientos y necesidades, estos deseos nos ayudan a llegar a principios

simples de diseño del proyecto”.

El cliente sabía cuantos metros de armarios necesitarían y así sucesivamente. Habían construido

ya varias casas anteriormente y habían aprendido de sus experiencias y errores. Ahora sabían

que querían una casa con lineas limpias, sin ruido visual ni desorden.

Esta es la razón por la que la mayoría de los armarios y espacios de almacenamiento están

integrados al proyecto. Todos los muros son de al menos 60 – 70 cm de profundidad. El mueble

de la cocina es de 8 metros de largo y tiene numerosos cajones para menaje de cocina y otros

elementos.

 

Ninguna de las tomas de corriente son visibles y toda la tecnología es controlada por un panel de

control principal situado en la cocina.

El paisaje se integra en la vivienda cómo si de un cuadro se trarara.

El dormitorio y el baño son un mismo habitáculo. Sólo delimita las

funciones una mampara de cristal y la diferencia de solería,

creando un espacio vital único de pertenencia.

 

Todas las casas anteriores que el cliente había construido se

basaban en el hecho de que algún día se venderían. Ahora, sin

embargo, el dueño dice que han hecho una casa donde podrán

vivir largo tiempo. Una casa con sentido.

Planos p1
Planos P.2

Fuente: Blog y Arquitectura

                                                                     Siguiente >>>